aceite de oliva no caduca

¿Caduca el aceite de oliva? consejos para su conservación

El aceite de oliva se obtiene de la oliva o aceituna, que es el fruto del olivo. Históricamente el aceite de oliva está muy ligado a los países mediterráneos, que elaboran el 97% de la producción mundial.

España es el primer país productor de este aceite vegetal, con casi la mitad de la producción mundial, seguida por Italia y Grecia.

En este post vamos a mostrarte cuáles son las cualidades de este excepcional producto, así como la forma en que debe ser conservado.

Cualidades de los AOVES

El COI, Consejo Oleícola Internacional, divide a los aceites de oliva virgen en 4 categorías, de menor a mayor calidad: lampante, corriente, AOV y AOVE (aceite de oliva virgen extra).

Algunos de los elementos que sirven para distinguir entre estos tipos de aceite de oliva son su acidez, su proceso de extracción y la puntuación obtenida en catas cualificadas.

En el caso del AOV y el AOVE, ambos se han obtenido mediante procesos mecánicos, sin sufrir de ningún tratamiento químico.

Aunque ambos son de una calidad óptima, el AOV puede alcanzar el 2% de acidez con un mínimo porcentaje de fallos, mientras que el AOVE carece de defectos y cuenta con un grado de acidez que no llega al 0,8%.

En cuanto a la puntuación en una cata cualificada, al AOV se le exige una puntuación mínima de 5,5, mientras que el AOVE debe estar siempre por encima del 6,5.

El AOVE destaca por su sabor y aroma, con una cantidad de ácido oleico superior al resto.

Cómo se degrada el aceite de oliva

Si no se siguen ciertos consejos para su conservación, el aceite de oliva puede llegar a degradarse.

El producto debe mantenerse siempre con el tapón cerrado y fuera del alcance de la luz solar.

La temperatura más adecuada debe rondar los 20ºC, siendo menos perjudicial un exceso de frío que un exceso de calor. El frío únicamente podría espesar el producto, sin que por ello tenga que verse menoscabada su calidad.

Se recomienda cerrar herméticamente los envases del aceite de oliva (botellas o garrafas), ya que los olores excesivamente fuertes pueden afectar a su sabor y entrar en contacto con el oxígeno puede acelerar su oxidación.

Siempre que se cumplan estos consejos, el aceite de oliva mantendrá intactas todas sus propiedades durante al menos un año, momento a partir del cual es posible que empiece a degradarse.

Qué es la fecha de caducidad de un alimento

También conocida como fecha de vencimiento, la fecha de caducidad de un alimento marca el límite temporal que se considera óptimo para su consumo desde un punto de vista sanitario. Es distinta a la fecha de consumo preferente.

La fecha de caducidad se utiliza especialmente en alimentos perecederos (ensaladas, productos lácteos, huevos…), que siempre deben ser consumidos con anterioridad a la fecha límite indicada para evitar posibles intoxicaciones.

Por su parte, la fecha de consumo preferente se aplica en alimentos no perecederos para indicar el momento a partir del cual pueden llegar a perder sus propiedades organolépticas (textura, sabor, olor…) sin que por ello supongan ningún riesgo para la salud.

Qué es la fecha de consumo preferente del aceite

El aceite de oliva es un producto no perecedero (es decir, no caduca), pero el paso del tiempo y/o una deficiente conservación puede llegar a afectar a su calidad, sabor y aroma.

El aceite de oliva, especialmente el AOV y el AOVE, debería presentar una fecha de consumo preferente que no excediera el año desde su cosecha.

Por este motivo es importante que cuando adquieras este producto te asegures de que en su etiquetado conste la fecha en la que se realizó la recolección.

En definitiva, y para responder a la pregunta planteada en el título de este postel aceite de oliva no caduca, pero sí puede llegar a perder sus excelentes propiedades si se consume más allá de la fecha de consumo preferente que marca su etiquetado y si no se conserva de una forma adecuada.

Ir arriba
Abrir chat
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?